En este año belgraniano, la Biblioteca Nacional Mariano Moreno celebra un aspecto poco conocido de nuestro prócer: su perfil lector y su interés en la promoción del estudio y la lectura y su generosidad para con la Biblioteca Pública de Buenos Aires, a la que donara numerosas obras. Un equipo de la Dirección de Investigaciones está abocado a la puesta en valor de esta colección bibliográfica.