Frente a «La civilización occidental y cristiana», obra cumbre de León Ferrari que, hasta el 7 de septiembre, pende de un hilo desde el techo de la sala J. L. Ortiz de la Biblioteca Nacional, la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y el titular de la institución anfitriona, Horacio González, se manifestaron por el cese de la violencia y a favor de la paz, al participar de «Alto el fuego», una emotiva ceremonia ideada para llamar a la reflexión a través del arte, que incluyó la lectura de un manifiesto contra la inquietante realidad contemporánea, atravesada por hechos como los bombardeos en Gaza, y los enfrentamientos en Siria o Irak.